Orgasmo: ¿cómo llegar a él? Los secretos de un orgasmo rápido e intenso

El orgasmo, ya sea clitoriano o vaginal, no es una hazaña ni un misterio. Con un poco de práctica, todo el mundo puede conseguirlo. Para ayudarte a tener un orgasmo, aquí tienes algunos consejos prácticos de un sexólogo.

1. DEJARSE LLEVAR: EL CONSEJO NÚMERO UNO PARA ALCANZAR EL ORGASMO

Tener la mente libre, pero también estar perfectamente relajada son condiciones casi indispensables para que una mujer alcance el orgasmo. El estrés, las preocupaciones diarias o la propia obsesión por alcanzar el orgasmo, pueden ser enemigos de éste.Para ayudarte, puedes respirar profundamente, tomar un baño caliente antes del acto o practicar una técnica de relajación como la sofrología o el yoga. También puedes probar a hacer ejercicios sensuales, masajear a tu pareja y a ti mismo, o aplicarte una crema en el cuerpo, etc., explica Caroline Le Roux, psicóloga clínica-sexóloga.


2. HACER EL AMOR A MENUDO

Alcanzar el orgasmo requiere práctica. Para conocer mejor las reacciones de tu cuerpo y mantener las ganas de hacer el amor, es imprescindible hacerlo con regularidad. Conseguir un orgasmo es sólo cuestión de habilidad y práctica.

Puedes acordar con tu pareja la frecuencia, y en esos momentos, hacer todo lo posible para estar en buenas condiciones para hacer el amor. "Es más fácil tener un buen estado mental durante los fines de semana, las vacaciones o cualquier otro momento en el que no se esté demasiado estresado", explica Caroline Le Roux, psicóloga clínica-sexóloga. "Pero cuidado, hacer el amor con frecuencia y regularidad no debe llevarte a sentirte culpable si no te apetece. Sobre todo, debes respetar tu deseo, que puede variar de una mujer a otra".

 

3. ENCUENTRA TU POSICIÓN FAVORITA


Durante el sexo, empieza por las posiciones que menos te gusten, y termina con la que te dé más placer. Para llegar al orgasmo, no todas las posiciones del kamasutra son iguales. Si bien cada mujer tiene sus preferencias, existen sin embargo criterios que facilitan enormemente la aparición del orgasmo.

La posición de Andrómaca, en la que el hombre se tumba y la mujer está encima de él, favorece el control de la penetración y el roce del pubis y el clítoris", señala Caroline Le Roux, psicóloga clínica-sexóloga. Pero cuidado, esta posición debe reservarse para el final del informe. En general, es mejor ir de menos a más, comenzando por los puestos que menos te gustan.

 


4. ENTRENAR SU PERINEO


Durante un orgasmo, músculos poco conocidos como los del periné son esenciales. El fortalecimiento de estos músculos puede facilitar, intensificar e prolongar sus orgasmos, especialmente los vaginales.


En la práctica, puedes reforzarlos con la ayuda de juguetes sexuales o accesorios para la rehabilitación del perineo. "Las bolas de geisha te permiten desarrollar tus músculos rápidamente. Son dos grandes bolas conectadas por una cuerda. Se introducen en la vagina y provocan una contracción involuntaria e indolora de los músculos perineales. Puedes ponértelas dos veces a la semana durante dos horas, en momentos en los que estés caminando, para salir por ejemplo. En contra de la creencia popular, no provocan orgasmos intempestivos", asegura Caroline Le Roux, psicóloga clínica-sexóloga.



5. CONOCER BIEN TU CUERPO



Es esencial saber cómo reacciona su cuerpo bajo el efecto de las caricias.También es necesario de guiar a tu pareja en función de lo que quieres sentir. También es necesario guiar a tu pareja en función de lo que quieres sentir. Los sexólogos coinciden en que la mejor manera de conocer tu anatomía y tus reacciones al placer es practicar la masturbación.No hay edad para empezar. Para conocerse mejor y provocar orgasmos, es preferible practicarlo en solitario, aparte de los preliminares. En cuanto a la frecuencia, lo importante es hacerlo regularmente", aconseja Caroline Le Roux.

 

6. COMUNICAR DURANTE LOS PRELIMINARES Y EL SEXO



Si el orgasmo marca generalmente el final del sexo, es necesario preparar su aparición desde el principio. Para hacerlo, tu mejor arma es la comunicación: pídele a tu pareja que se encargue de los preliminares si te imaginas un coito largo, o que pase directamente a la penetración si sientes un impulso.Sobre todo, no dudes en hablarlo con él, ¡no puede adivinar lo que quieres! "Los preliminares son, por ejemplo, el momento en que él estimula tu clítoris, con sus manos, su cuerpo o,con un juguete sexual.Sobre todo, no dudes en hablarlo con él, ¡no puede adivinar lo que quieres! "Los preliminares son, por ejemplo, el momento en que él estimula tu clítoris, con sus manos, su cuerpo o, por qué no, con un sextoy. Oriéntalo y no dudes en interrumpir los preliminares, pedir una posición en lugar de otra, etc.", aconseja Caroline Le Roux.


7. NO PONGAS BARRERAS PSICOLÓGICAS

Si experimentas poco o ningún placer durante el coito, ¡no pienses que eres frígida! Una mujer que tiene dificultades para correrse puede estar sufriendo una disfunción orgásmica, mientras que una mujer que nunca ha experimentado un orgasmo es más probable que se llame anorgásmica.

No te limites. Está demostrado que, con un poco de ejercicio, la gran mayoría de las mujeres puede alcanzar al menos un orgasmo clitoriano, el más "fácil" de conseguir. "El primer orgasmo puede alcanzarse a cualquier edad. Es una técnica que hay que dominar, para la que hay que entrenar regularmente, masturbándose por ejemplo", explica Caroline Le Roux.